La necesidad de recuperar la libertad financiera

0
101
Recuperar la libertad financiera

La libertad financiera se ha convertido en una necesidad de recuperación para todos los empresarios y los involucrados en el área de industria y comercio.

Por ello, cuando se plantea de cuanto se debe invertir para alcanzar esa libertad, la respuesta suele ser contradictoria, es decir, se pudiera determinar la cantidad necesaria, pero sabemos que debido a la situación actual la consecución del objetivo no resulta muy fácil.

En principio, podría señalarse que para lograr lo propuesto está descartada la renta fija. Por ello, se recomienda el camino de la renta variable para convertir la meta en algo más viable y alcanzable.

Partiendo de que el índice mejor representado en la evolución de las bolsas mundiales es el MSCI World, obteniendo un 8% de rentabilidad anual en la última década.

Sin embargo, la bolsa estadounidense posee un superior historial ya que su rentabilidad anual alcanza hasta el 10%. Se aspira que la recuperación vaya incrementándose paulatinamente hacia una mejora sustancial.

Por otra parte, los europeos siempre han tenido sumo cuidado con el efecto divisa, donde se plantea una inversión casi siempre a partes iguales para que esa rentabilidad histórica sea equitativa, considerando un factor que influye en este objetivo, llamado inflación, considerado un nivel normal sino excede los parámetros establecidos.

Siempre considerando el momento más adecuado del mercado, ya que se afirma que no es lo mismo, adquirir posterior, de haber habido una gran caída que hacerlo en la actualidad.

Ya que este proceso implica un subjetivo cálculo de probabilidad, por la sencilla razón de que se desconoce cuánto le puede quedar al mercado alcista en la actualidad. Aunque este cálculo resulte imprescindible.

La influencia de la pandemia en el mercado

La pandemia ha logrado mermar muchas actividades económicas relacionadas con la inversión, porque ha creado una situación de pánico que ha desatado a nivel mundial una etapa hacia el alza, cuyos motivos se han ido concatenando con la aparición del virus, generando que la economía haya descendido de manera abrupta en muchos renglones.

Para ello, debe haber algunos reajustes si se quiere repotenciar todo lo relacionado con la rentabilidad anual, el consumo, el gasto y la libertad financiera, que se aspira se vaya recuperando lentamente, pero con paso firme hacia el objetivo planteado, para beneficio del conglomerado.

En este sentido, se debe buscar un buen asesoramiento que permita incrementar el retorno en un 3%, aun cuando se efectúe dentro de un largo plazo, resulta factible.

Partiendo de la premisa, de que todo aquel que quiera vender sus servicios, ofrecerá cifras más optimistas y atractivas, augurando ganancias en corto tiempo.

Las expectativas y la incertidumbre son unas constantes que de alguna manera obstaculizarán el proceso, por eso cuando se habla de un buen asesor, se busca que este sea claro y preciso en lo que se quiere alcanzar.

Existen en este sentido, numerosos estudios que logran demostrar lo complejo que resulta dinamizar los índices de referencia.

La asesoría y la rentabilidad

Cuando se habla de rentabilidad o Alpha, el asesor tiene a su disposición 3 fundamentales herramientas, ellas son:

  • Acertar en cuanto al momento preciso para actuar
  • Reducir dentro de lo posible el peso de la renta variable
  • Acertar cuando da peso a determinados sectores y países en el Timing, el cual debe estar adecuado a cada estilo de gestión.

Es importante considerar que una de las claves más relevantes de la rentabilidad, es la de poseer la valentía de adquirir cuando los mercados caen.

Esta parte se considera muy compleja, porque va a depender del desarrollo psicológico y el acertado razonamiento con el cual se actúe, ya que la rentabilidad siempre va a consistir, en tomar la decisión de comprar, cuando los mercados están en declive.

Por experiencia se sabe, que esa situación frena al comprador, porque no tiene certeza de que recuperará su inversión.

Se requiere de mucha astucia y mucho tino para poder determinar cuál es el mejor momento para hacerlo, y sobre todo cuando se trata de vender en situaciones donde existe temor o pánico.

Para alcanzar la libertad financiera, se requiere de un capital que haya generado preferiblemente un 5% de rentabilidad anual, porque se piensa que de esta manera se cubren los objetivos planteados.

Esta cifra de rentabilidad que parte de un 5%, se aspira que aumente a un 7% u 8% si se cuenta con un buen asesor. Siempre esperando que se produzca una corrección suficiente en las bolsas.

La autodisciplina financiera como factor esencial

La autodisciplina, aunada a una óptima asesoría financiera, debe arrojar buenos resultados.

El convencimiento permite hacer las cosas de manera natural, como por ejemplo comprar cuando los demás están vendiendo o vender cuando los demás están comprando.

La libertad financiera es factible de alcanzarla, pero se requiere actuar con idoneidad y realismo, teniendo claro de que se necesita un capital inicial como soporte, una persona que proporcione buenos consejos y una gran autodisciplina.

Si se cuenta con todo esto, el éxito está asegurado.

Por lo demás, la libertad financiera consiste en buscar la manera de que los ingresos sean independientes en el tiempo, para así poder disponer de ellos sanamente.

En cuanto a ello, hay diversidad de criterios con respecto a ser libres financieramente, para algunos es una leyenda o un mito con carácter inalcanzable.

Para otros, es factible el logro de esa libertad si se aplican las estrategias y las herramientas adecuadas para alcanzarlas.

En la actualidad, se considera que la libertad financiera constituye un estado realmente viable y que solo falta para conseguirla la unificación de las ideas, el asesoramiento adecuado y la práctica de una aplicación efectiva y concreta que logre el cometido.

La autodisciplina, es un factor real que te va permitir a través de los conocimientos, la experiencia, la intuición y la sapiencia el alcance de la aspiración señalada.

Por lo demás, la estrategia consiste en la creación de un sistema diversificado de ingresos pasivos, que logren fusionarse de manera automática, aportando ingresos recurrentes, constantes, sin el uso de la fuerza física.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.