Tarjetas de compra

Hay muchos tipos de tarjetas que podemos utilizar para realizar nuestras compras, y aunque en su mayoría son seguras hay personas que se sienten más cómodas con tarjetas que les permitan controlar mucho mejor sus gastos. Sobre todo para compras puntuales, o incluso para realizar compras por Internet muchos prefieren tarjetas virtuales prepago, por ejemplo.

tarjeta regalo

Para los que van a comprar en tiendas o establecimientos concretos también tenemos las tarjetas de compra o tarjetas regalo, las cuales suelen ser bastante interesantes pues están cargadas con un determinado importe de saldo y se pueden utilizar hasta que éste se agote.

Para comprar por Internet siempre es mucho más cómodo utilizar tarjetas, y si optas por tarjetas de este tipo, como las prepago y demás seguramente puedas disfrutar de tus transacciones sin riesgo y sentirte más tranquilo cada vez que la utilices para hacer tus pagos.

¿Qué son las tarjetas de compra?

Las tarjetas de compra son tarjetas prepagadas que comercializan los establecimientos, tanto físicos como online, y que pueden utilizar sus clientes para realizar las compras sin necesidad de utilizar efectivo u otras tarjetas de su propiedad.

Realmente son una opción interesante ya sea para ti, porque compres mucho en una tienda determinada, o para regalársela a un amigo. Seguro que has oído hablar de las tarjetas regalo, pues bien, las tarjetas de compra es más o menos lo mismo.

Estas tarjetas se recargan con un importe determinado y se puede utilizar tantas veces como el cliente quiera hasta consumir todo el saldo disponible. Por lo general, estas tarjetas virtuales son ‘de usar y tirar’, es decir, qué se adquieren con un importe concreto para realizar una serie de compras puntuales y después de desechan porque ya no sirven para nada.

¿Para qué sirven las tarjetas de compra?

Las tarjetas de compra sirven evidentemente para realizar compras. En este caso se trata de tarjetas prepagadas, las cuales están cargadas con un importe determinado y el titular puede utilizarla para adquirir bienes y servicios, tanto en establecimientos físicos como online.

Si bien las tarjetas prepago como tal pueden utilizarse para cualquier compra, las tarjetas de compra suelen estar asignadas a determinados establecimientos, ya sean comercios o restaurantes, por lo que sólo podrás utilizarla en la tienda para la que fue creada.

Por ejemplo, si te regalan una tarjeta de regalo Netflix solo podrás utilizarla para suscribirte al servicio de entretenimiento en cuestión. En cambio, si tienes una tarjeta de Amazon podrás realizar todas las compras que quieras dentro de su página web.

Por otro lado, en el mercado cada vez tenemos más opciones y es por eso que incluso sistemas de pago electrónico, como los monederos online, ofrecen tarjetas de este tipo para que puedas utilizar el saldo de tu cuenta a través de una tarjeta prepagada.

¿Cómo funcionan las tarjetas de compra?

El funcionamiento de las tarjetas de compras es el mismo que cualquier otra tarjeta.

Si tú realizas una compra utilizando tu tarjeta de débito te retirarán el importe en cuestión de tu cuenta bancaria de inmediato. En caso de usar una tarjeta de crédito podrás decidir sí pagar ahora o a crédito, ya sea pagando a plazos o a final de mes.

Pero, en caso de que utilices una tarjeta de compra estarás utilizando el saldo disponible en la tarjeta. Estas tarjetas son prepagadas, así que funcionan del mismo modo que una tarjeta prepago solo que para realizar pagos en comercios o restaurantes determinados.

Por otro lado, además de las tarjetas regalo que podemos obtener en comercios también hay que citar las conocidas tarjetas regalo que nos ofrecen algunas entidades bancarias, y las cuales podremos utilizar en más sitios diferentes, siempre y cuando sean aceptadas.

Cuando realices la compra te restarán el importe del saldo disponible y si aún te queda dinero podrás seguir utilizándola para realizar más compras hasta que éste se haya consumido por completo. Cuando llegue ese momento la tarjeta ya no te servirá, ya que por lo general este tipo de tarjetas sólo se pueden cargar una vez así que no te quedará otra opción que tirarla.

De todos modos, siempre que quieras tendrás acceso a tarjetas de compra así que podrás adquirir tantas como quieras o necesites para realizar tus compras cómodamente y con seguridad. Pero no olvides tener en cuenta las condiciones de uso de las tarjetas.

¿Qué debes saber sobre las tarjetas de compra?

En las tarjetas de compra o regalo los fondos pueden durar hasta 5 años, dependiendo del establecimiento, lo que significa que no necesitarás gastarlo de inmediato. Aunque lo habitual entre la gente suele ser utilizarla a los pocos días después de obtenerla, como mucho.

Dependiendo de la tarjeta se podrán aplicar cargos por inactividad, pero al menos tendrá que haber pasado un año sin que se use el saldo de la tarjeta, y únicamente se podrán aplicar estos cargos una vez cada mes.

Aunque no suele ser lo habitual te podrán cobrar un cargo por adquirir la tarjeta, y en caso de robo o pérdida al tener que reemplazarla también te aplicarán otro cargo.

Del mismo modo en cualquier tarjeta de este tipo que adquieras deberá de quedar muy bien especificado, normalmente en la parte posterior de la misma, las condiciones de uso y la fecha de expiración de la misma, así como los cargos que te podrán aplicar en cada caso. Y no te preocupes si no está toda la información impresa en la tarjeta ya que estará en el envoltorio.

¿Qué precauciones debes de tomar?

Aunque acabamos de decirte que las tarjetas de compra prepagadas son muy seguras, es importante que tomes algunas precauciones para disfrutar de tus compras sin riesgos.

Por lo pronto, si vas a adquirir una tarjeta por favor, lee detenidamente la letra pequeña para evitar que te apliquen cargos que no quieres, como por ejemplo un cargo por comprarla o en caso de que lo hagas por Internet un cargo por despacho y envío de la tarjeta a tu casa.

Si te es posible, inspecciona la tarjeta antes de comprarla y asegúrate de que esté todo correcto. Por ejemplo, fíjate que los adhesivos de protección estén sin tocar, que si la tarjeta regalo tiene algún código la banda no esté ya raspada dejando ver el PIN y cosas así. En definitiva, asegúrate de que la tarjeta está en condiciones y no adulterada de algún modo.

Del mismo modo conviene que consideres adquirir tarjetas de compra de lugar que sean conocidos y de confianza. Asegúrate además de que los comercios vayan bien y no tendrán ningún problema financiero, ya que en caso de bancarrota la tarjeta valdrá menos y en caso de que el comercio cierre la tienda que tenías localizada ya no podrás utilizarla.

En cuanto a la utilización de la misma, te recomendamos que leas los términos y condiciones de tu tarjeta antes de nada, y que después la utilices lo antes posible. Además, debes de tratar tu tarjeta de compra como si fuese efectivo y protegerla como tal, para evitar que te la roben, ya que en caso de que esto te ocurra te aplicarán cargos por reemplazártela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here