Tarjetas prepago

Si bien hay diferentes métodos para realizar pagos a priori podríamos resumirlo en dos, pagos en efectivo y pagos con tarjeta. Dentro de las tarjetas hay muchas opciones diferentes, entre las más conocidas las tarjetas de crédito y de débito, pero hay algunas más como por ejemplo las tarjetas de las que vamos a hablarte en este artículo, que son las tarjetas prepago.

¿Qué es una tarjeta prepago?

Las tarjetas prepago o prepagadas son aquellas que se utilizan anticipando el importe a consumir, las cuales deben de cargarse previamente con el dinero que vayan a utilizar.

Estas tarjetas funcionan con una carga de saldo, y se pueden realizar tantas operaciones como queramos hasta que se agote. Una vez que lo hayamos consumido habrá que volver a recargarla con más saldo para poder seguir utilizándola.

De este modo es el cliente el que decide cuanto quiere consumir haciendo la carga de la tarjeta por el importe deseado, y así también puede establecer su propio límite de consumo.

Conviene destacar que dentro de las tarjetas prepago podemos diferenciar un par de tarjetas diferentes en cuanto a sus posibilidades. Por un lado tenemos las tarjetas prepago recargables y por otro las que traen un importe determinado que, una vez gastado, no es posible volver a recargar. En otras palabras, una tarjeta ‘de usar y tirar’ para utilizar en momentos puntuales.

¿Para qué sirven las tarjetas prepago?

Las tarjetas prepago, como cualquier otra tarjeta, sirven para consumir sin tener que llevar efectivo encima y podemos utilizarlas para realizar operaciones de compra de bienes y servicios ya sea en establecimientos físicos o por Internet.

La ventaja de las tarjetas prepago es que podremos controlar mucho mejor el gasto, pues como decíamos ésta solo dispondrá del saldo qué queramos cargar en la tarjeta en cuestión.

A diferencia de una tarjeta de débito o de crédito, estas tarjetas prepagadas nos ofrecen la oportunidad de tener los mismos beneficios que una tarjeta de tipo bancario pero sin tener que abrirnos una cuenta en el banco.

Como decíamos estas tarjetas no están conectadas con una cuenta bancaria, así que podríamos decir que es apta para cualquier persona, incluidos menores de edad que normalmente no podrían acceder a una tarjeta convencional bancaria.

¿Qué ventajas ofrecen las tarjetas de débito prepagadas?

Las tarjetas prepagadas, también conocidas como recargables, pueden ser muy útiles sobre todo para aquellas personas que no utilizan los bancos, qué han tenido malas calificaciones de crédito en el pasado o que simplemente no cumplen con los requisitos mínimos que exigen las entidades bancarias para contratar una tarjeta de débito convencional.

Las tarjetas prepago ofrecen una serie de ventajas que conviene conocer, pues es probable que en algún momento consideres obtener una y esta información puede resultarte de interés.

Destacaremos entre las ventajas de estas tarjetas prepagadas lo siguiente:

  • Las tarjetas prepagadas, como cualquier tarjeta, es una opción mucho más segura porque así no tendrás que llevar efectivo encima, lo cual además es muy cómodo.
  • Las tarjetas funcionan a nivel mundial pues tienen la aceptación comercial de Visa y Mastercard
  • No tienes que preocuparte por las deudas que puede suponer un uso indebido de una tarjeta de crédito
  • Son aptas para todas aquellas personas que aún no tengan un historial de crédito

¿Cómo se utilizan las tarjetas prepago?

En cuestión de tarjetas no todo se reduce a débito y crédito, hay muchas otras opciones y las tarjetas prepago o prepagadas son una alternativa muy interesante para todos los públicos.

Estas tarjetas son fáciles de conseguir y sobre todo de utilizar, además de que son aceptadas en prácticamente cualquier comercio tanto físico como online. En estas tarjetas prepagadas el cliente tiene que depositar el importe de dinero que quiera utilizar y realizar las operaciones.

A diferencia de las tarjetas convencionales como es el caso de la de débito los fondos no saldrán directamente de tu cuenta bancaria sino que la tarjeta utilizará exclusivamente el saldo que hayas depositado en la misma previamente.

De esta manera te resultará mucho más fácil controlar tu gasto. Además podrás pagar con la tarjeta y también retirar efectivo de cajeros si lo necesitas hasta que los fondos se agoten.

Hay diferentes tipos de tarjetas prepagadas, algunas de las más utilizadas las conocidas como tarjetas de regalo o de compra que puedes adquirir en diferentes tiendas para realizar tus compras directamente con la cantidad de dinero asignada a la tarjeta. Por ejemplo, suelen ser una opción a la que muchos recurren para regalar dinero para gastarlo en una tienda concreta.

¿Qué más debes saber sobre las tarjetas prepago?

Para sacarle el máximo partido a la tarjeta prepago te invitamos que conozcas sus múltiples usos, ya que estas tarjetas ofrecen muchas posibilidades y además son una alternativa muy interesante al sistema bancario tradicional.

Es fundamental que utilices estas tarjetas para controlar tus gastos, y con estas tarjetas prepagadas no te resultará difícil pues en el momento en que se agote tu saldo no podrás gastar nada más. Además, como ya comentamos son muy seguras ya que al no llevar dinero en efectivo no te expondrás al riesgo de que te roben.

Por otro lado, es importante que a la hora de adquirir una tarjeta prepago te informes muy bien si podrás recargarla más adelante o no. Como ya te indicamos hay tarjetas que una vez que se agota el saldo no puedes usar más y otras qué si podrás utilizar tantas veces como recargas realices. Así que tenlo en cuenta a la hora de elegir tarjeta prepago.

Si la tarjeta prepago es recargable necesitarás usar identificación personal, pero en caso de que elijas una no recargable ésta será anónima y podrás utilizarla tú y más personas si quieres.

Asimismo, independientemente de la tarjeta que elijas podrás acceder a toda tu información y movimientos de la tarjeta a través de la página web de la tarjeta utilizando la clave que te hayan dado para poder activarla tras la adquisición.

Por último, y para terminar, te advertimos que tengas cuidado con los cobros ya que hay tarjetas prepago que cobran por mantenimiento mensual. Aunque con otras podrás ahorrarte la comisión siempre y cuando mantengas l

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here