Divorcio: ¿Cómo gestionar las finanzas después de la ruptura?

0
21

Si estás viviendo un proceso de divorcio, o estás planteándotelo, y no sabes cómo será la gestión del dinero después de la ruptura de la pareja, te invitamos a echar un vistazo a este consejo sobre finanzas para divorciados.

En las siguientes líneas te ayudaremos a actuar en este proceso y te informaremos sobre los primeros pasos que tendrás que dar para gestionar las finanzas después del divorcio.

Porque siempre hay una primera vez, y a todos nos viene bien un manual de actuación, en este post encontrarás el siguiente contenido.

  • Cómo proceder con la repartición de bienes
  • Cuál podría ser el coste del divorcio. A través de un análisis llegaremos a una aproximación de lo que podría llegar a suponer el divorcio de la parej
  • Qué ocurre con los productos bancarios contratados en pareja. Sí habéis contratado algún producto bancario en pareja, ¿qué debes hacer ahora?

¿Cómo funciona la repartición de los bienes?

En un proceso de divorcio lo que más suele preocupar es cómo será la repartición de los bienes. En este caso dependerá de lo que se haya decidido antes de casarse, pues la repartición de bienes tras el divorcio dependerá del régimen matrimonial que se haya elegido.

Aquí entrarían los bienes, ahorros y deudas de la pareja.

En la actualidad podemos diferenciar tres regímenes económicos, que se establecerá antes de casarse y determinará lo que corresponde a cada uno antes, durante el matrimonio y también después, tras el divorcio.

Se trata de un tema importante que conviene meditar: ¿bienes gananciales o separación de bienes? De esta elección dependerá lo que ocurra si el matrimonio llega a su fin.

Sí te parece, vamos a comentar un poco los diferentes regímenes económicos:

  • Bienes gananciales. Se trata del régimen más tradicional, por así decirlo. Es la decisión de compartirlo todo. Cuando una pareja se casa los bienes que vayan obteniendo durante el matrimonio pertenecerán a ambos. Por otro lado, los bienes que tuvieran antes de casarse estarán considerados como bienes privativos.
  • Separación de bienes. Se trata de una de las opciones más populares de los últimos tiempos. Cada vez es más habitual que la pareja antes de la boda decida optar por este régimen. La separación de bienes es la decisión de mantener los bienes de cada uno por separado durante el matrimonio. Y el que menos problemas da a la hora de divorciarse, pues cada uno seguirá teniendo sus bienes en propiedad. Eso sí, es muy importante inscribir todos los bienes en este régimen para evitar problemas en el futuro.
  • Participación. La mayoría de veces hablamos de bienes gananciales y separación de bienes. Pero hay una tercera opción, el régimen conocido como participación. En este caso tanto los bienes que tuviera la persona previamente y los bienes obtenidos durante el matrimonio serán propiedad de ambos. Por tanto, en caso de divorcio este es el régimen que más problemas trae y de hecho, se requiere de la participación de un juez que determinará lo que le corresponderá a cada uno tras el divorcio.

El coste del divorcio

Sí hablamos sobre el coste del divorcio, pues éste dependerá de su complejidad. No es lo mismo un divorcio de mutuo acuerdo que un contencioso. A continuación enumeraremos las diferentes opciones de divorcio y una aproximación de lo que podría costar.

  • Divorcio de mutuo acuerdo. Sí ambas partes están de acuerdo todo será mucho más fácil. De hecho la futura ex pareja podrá incluso compartir abogado. El divorcio de mutuo acuerdo tiene un coste aproximado de 1.000 euros.
  • Divorcio contencioso. En este caso no hay acuerdo, así que el divorcio se complica. Cada cónyuge contratará a su propio abogado y esto encarecerá el proceso. El coste de este divorcio va desde los 800 a los 1600 euros aprox, y puede incrementarse sí se complica.
  • Divorcio exprés. Sin duda la opción más económica. En España está disponible desde 20005 y no se exige a los cónyuges que expongan los motivos del divorcio. Este divorcio está disponible a partir de 100 euros, aunque el coste final dependerá de algunos factores cómo sí la pareja tenía hijos y el régimen que hayan elegido para el tema de los bienes.

¿Qué ocurre con los productos bancarios?

Por último, véamos qué ocurre con los productos bancarios contratados en pareja.

Cuentas de ahorro y depósitos

Si el régimen matrimonial es con separación de bienes los ahorros pertenecerán al titular de la cuenta. Sin embargo, sí la cuenta tiene dos titulares el dinero se repartirá el 50%.

Si el régimen es de gananciales se repartirán solo los bienes obtenidos durante el matrimonio pero si es de participación se repartirán los bienes de la pareja, tanto los que tenían antes cómo durante el matrimonio. Y esto suele provocar bastantes problemas.

Préstamos

Y ¿qué ocurre con los préstamos? En los matrimonios es bastante frecuente solicitar un préstamo en pareja, pues con dos titulares es más fácil que te lo concedan.

Pero, ¿qué pasa si decidimos divorciarnos?

  • Compartir el pago de las cuotas. Sin duda la solución más fácil y rápida.
  • Modificar la titularidad del préstamo y que solo figure uno de los dos cónyuges. Por lógica quien decida quedarse con el bien en cuestión debería seguir encargándose del pago de las cuotas. Puedes apalabrarlo o modificar la titularidad para evitar problemas en el futuro.
  • Cancelar el préstamo. Sí puedes optar por la cancelación anticipada del préstamo y finiquitar la deuda es seguramente la mejor opción.

Hipoteca

La hipoteca en pareja es otra práctica habitual, así que llegado el momento del divorcio, ¿cómo debemos de proceder? La hipoteca es uno de los mayores inconvenientes en los divorcios, pues acaba siendo un lastre.

La mayoría de veces la solución más sencilla es vender el inmueble y utilizar ese dinero para cancelar la deuda con el banco. Aunque a menudo uno de los cónyuges quiere mantener la vivienda. En este caso lo fácil es hacer una extinción de condominio.

A través de este proceso uno de los propietarios cede su parte a la otra. Sin embargo es importante aclarar que ambas partes seguirán figurando en el contrato del préstamo hipotecario, y que por tanto ambos serán responsables de pagar las cuotas.

Y es que salir de una hipoteca es un proceso complicado. Solo es posible hacerlo con una novación, que es una operación que nos permite modificar las condiciones del contrato. Y, lamentablemente no es tan fácil pues los bancos necesitan garantías.

Para eliminar a uno de los titulares del contrato de la hipoteca es importante que el titular – en este caso el que se quede con la vivienda- pueda demostrar qué tiene un perfil economico lo suficientemente alto para seguir realizando los pagos sin dificultad.

Por otro lado, también tendrá que aportar garantías adicionales al banco, cómo un nuevo co-titular o un avalista.

Los planes de pensiones

Para concluir tenemos los planes de pensiones.

En principio por los planes de pensiones no tendremos que preocuparnos pues tienen carácter privativo. Sin embargo, a pesar de la titularidad individual sí se realizaron aportaciones durante el matrimonio podrían considerarse gananciales.

Es decir, que un juez podría decidir sí tienen que repartirse o no los fondos. Por supuesto sí se decidió la separación de bienes todas las aportaciones del plan de pensiones serán tuyas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.