Planes de pensiones

0
41

Planes de pensiones

Vivir el día a día está muy bien pero pensar en el bienestar para el futuro es fundamental, y es por eso que no debemos de esperar a que pase el tiempo sin hacer nada, y conviene empezar a actuar lo antes posible.

Los planes de pensiones son un producto financiero de ahorro que puede ayudarnos a mantener nuestra calidad de vida después de la jubilación.

¿Qué son los planes de pensiones?

Los planes de pensiones son un producto de inversión y ahorro qué está pensado para la jubilación, un fondo en el que cual podrás realizar aportaciones periódicas durante tu vida con el objetivo de poder disponer del dinero o de una renta cuando te jubiles, o también en caso de incapacidad o de fallecimiento.

Los planes de pensiones se sitúan en la categoría de Fondos de pensiones, en los que las gestoras invierten, ya sea en renta fija o variable, para ofrecer a los clientes de los planes una rentabilidad extra en sus fondos. Aunque por eso no pueden garantizar una rentabilidad inicial.

En cuanto a la supervisión de los planes de pensiones de esto se encarga la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, organismo que controla el correcto funcionamiento de los bancos que comercializan estos planes y la solvencia de los mismos.

En cuanto a los planes, tenemos las pensiones individuales que son fondos que el inversor puede abrir por cuenta propia en las entidades y los planes de pensiones de empleo en los que las empresas también colaboran realizando aportaciones para sus empleados.

Pensar en ahorrar pensiones

¿Para qué sirven los planes de pensiones?

En pocas palabras, los planes de pensiones sirven para ahorrar de cara a la jubilación, es decir, para poder disfrutar de capital o de una renta en el futuro.

Sí contratamos un plan de pensiones podremos complementar la jubilación y disfrutar de una fuente de ingresos adicional para mantener nuestra calidad de vida después de la vida laboral.

Por tanto, si queremos disfrutar de una jubilación en paz es importante que ahorremos y que lo hagamos lo antes posible, pues sí empiezas a ahorrar con tiempo podrás aportar mucho más a tu plan de pensiones para que en un futuro puedas hacerte cargo de todos los gastos y disfrutar de tu estilo de vida sin preocupaciones.

Asimismo, es importante ahorrar para la jubilación pues el actual sistema de pensiones puede acabar siendo insostenible tal cual está definido en la actualidad. No hay que olvidar el envejecimiento de la población, que pone en peligro el futuro de las pensiones públicas, y por lo que no está de más que te preocupes por ahorrar por tu cuenta con tu plan privado.

¿Cuándo es recomendable contratarlo?

Hay que tener en cuenta que todos vamos a acabar jubilándonos y que si queremos mantener nuestra calidad de vida vamos a necesitar un buen fondo. Partiendo de aquí, cuanto antes empecemos a ahorrar más capital acumularemos en nuestro plan de pensiones.

Según otras fuentes el momento más recomendable para empezar a planear la jubilación es nada más introducirnos en el mercado laboral, y es que cuanto antes empecemos menos esfuerzos tendremos que hacer en el futuro. Cuanto antes empecemos más años tendremos para ahorrar y además, al hacerlo a largo plazo podremos generar mucha más rentabilidad que nos ayudará a conseguir nuestros objetivos para beneficiarnos en el futuro.

Es importante conocer las diferentes fases de los planes de pensiones, empezando por la fase de capitalización en la que cual se pueden realizar aportaciones periódicas más bajas.

Después tenemos la fases de maduración y la de extinción en las que cuales el nivel de aportaciones se incrementa de manera gradual, ya que tenemos una capacidad superior de ahorro y además el horizonte temporal también es menor.

De este modo, empezaremos a ahorrar realizando pequeñas aportaciones periódicas que iremos incrementando a medida que transcurran los años para conseguir ahorrar el máximo capital posible en nuestro plan de pensiones.

¿Cómo se debe ahorrar en un plan de pensiones?

ahorrar plan de jubilacionComo acabamos de indicar para ahorrar en un plan de pensiones habrá que realizar aportaciones periódicas durante toda la vida para que al llegar al momento de la jubilación podamos disfrutarlo.

En cuanto a cómo se debe ahorrar cada persona puede elegir como hacerlo, puede ser mes a mes o a final de cada año. Sin embargo, lo más recomendable suele ser realizar aportaciones periódicas, ya sea cada mes o de manera trimestral, ya que de este modo podremos planificar mejor el ahorro y mantener una disciplina a largo plazo.

Además, también hay que tener en cuenta las alzas y bajas de los activos en los que invierten los planes, por lo que si inviertes mes a mes podrás neutralizar, por decirlo de algún modo, estos movimientos y beneficiarte de las mejores condiciones para tu plan de pensiones.

Respecto a las aportaciones del plan de pensiones éstas pueden ser flexibles en cuanto a importe y la periodicidad, es decir, que el titular puede decidir si aportar una cantidad fija, aumentarla o reducirla o incluso suspenderla de manera temporal, así como también podrá elegir sí realizar aportaciones mensuales, trimestrales, semestrales e incluso anuales.

En cuanto a las aportaciones, debes saber que los ingresos desgravables tienen un límite anual de 8.000 euros en los planes de pensiones.

¿Se puede disponer del dinero del plan?

No, en este caso estamos hablando de un producto pensado para la jubilación por lo que el dinero del plan de pensiones no se podrá recuperar hasta que llegue el momento.

Sólo se podrá recuperar antes en caso de incapacidad o por fallecimiento, en cuyo caso dispondrán del capital los herederos del titular del fondo.

Por otro lado, también hay otras alternativas como el cobro anticipado del plan de pensiones por enfermedad grave, por paro de larga duración o incluso por desahucio de tu vivienda.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los planes de pensiones?

Una de las ventajas que destacaremos de los planes de pensiones es el ahorro fiscal, ya que las aportaciones periódicas reducen la base imponible general del IRPF. Dependiendo de la comunidad autónoma podremos beneficiarnos de un ahorro fiscal de hasta el 52%.

En caso de fallecimiento del titular del plan los beneficiaron no tendrán que tributar en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Como desventaja quizás deberíamos destacar la falta de liquidez, ya que como dijimos al principio las aportaciones realizadas no podrán recuperarse hasta la jubilación, o en casos excepcionales que ya vimos como desempleo prolongado, enfermedad grave o fallecimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here