¿Qué tarifa energética elegir al mudarse?

0
9

La mudanza puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza cuando, además del empaquetamiento y transporte de nuestras cosas, tenemos que hacer un montón de papeleo para nuestros contratos de luz y gas.

En este artículo te explicamos cómo llevarlos a cabo de la forma más fácil posible.

Dar de alta la luz en la mudanza

Aunque normalmente una casa debe estar en condiciones de habitabilidad cuando la compras o alquilas, es posible que el inmueble lleve un tiempo vacío o incluso que sea de nueva construcción y nadie haya vivido antes allí.

Es en estos casos cuando tienes que dar de alta la luz en la mudanza. Hoy en día este trámite se ha simplificado y el proceso se desarrolla de una forma más rápida, es decir, se puede dar de alta la luz por teléfono pero también es posible solicitarlo por vía online.

Al contrario de lo que dicen en muchas páginas webs que desconocen cómo funciona el mercado eléctrico, no es posible dar de alta la luz en tu mudanza llamando a una distribuidora, ya que ellos se dedican a ejecutar físicamente la conexión del punto de suministro con la red eléctrica, pero no gestionan las altas.

Si llamas a la distribuidora de tu asignada en tu zona, derivarán tu llamada con la comercializadora de su grupo y perderás la oportunidad de elegir la compañía que más te convenga.

Un punto clave es que elegir la potencia eléctrica que necesitas. Esto es la potencia en kW (kilovatios) de tu suministro para soportar que todos los electrodomésticos de la casa estén encendidos al mismo tiempo sin que se active el ICP (Interruptor de Control de Potencia) o sin que “salten los plomos”, como se dice habitualmente.

Cuántos más kW contrates, más pagarás en la parte fija de tu factura, llamada término fijo o de potencia. Utiliza una calculadora de potencia o consulta con un profesional para saber cuántos kW necesitas.

¿Cómo contratar el gas en la mudanza?

No es fácil saber qué compañía de gas elegir, entre todas las comercializadoras del mercado. Sin embargo, el proceso para contratar el gas es un poco más sencillo que con la luz, ya que no se puede elegir la tarifa de peaje de acceso, al contrario de lo que sucede con la electricidad, para la que tenemos que elegir una potencia eléctrica.

El técnico que envíe la distribuidora para activar el suministro de gas seleccionará la tarifa de peaje de acceso en función del consumo anual de gas estimado.

¿Y qué tarifa contratar? Según las asociaciones de consumidores, como la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) o Facua (Consumidores en acción), la tarifa TUR (Tarifa de Último Recurso) del mercado regulado ofrece un precio por el kWh más económico que el del resto de ofertas del mercado libre.

En este mercado el Estado fija los precios de la gas cada trimestre en función del resultado de la subasta del mercado mayorista del gas. Algo parecido ocurre con la luz. La tarifa PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) presente unos precios más interesantes que la mayoría de las oferta del mercado libre, aunque sus precios son más volátiles que los del gas.

¿Quieres saber más sobre cómo ahorrar con los contratos de luz y gas? Te invitamos a leer este artículo de la OCU sobre modalidades de tarifas, y te deseamos mucha suerte en tu próxima mudanza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here