Cuál es la Razón por la que el Sector Inmobiliario no se una a la fiesta

0
36

Un asesor independiente siempre va a tener la libertad de recomendar cualquier producto en sectores o países sin cobrar nada por ello. También tiene la libertad de sugerirle a sus clientes lo relevante que resulta que su dinero este en una cuenta corriente.

Cabe señalar que, aproximadamente un 95% de los asesores españoles, obtienen una comisión de los productos que suele recomendar/comprar para los usuarios.

Asimismo, es factible recomendar el mercado inmobiliario, destacando las diversas modalidades que estos manejan.

A todos los clientes que pertenecen a la banca privada, se les da a conocer algunas inversiones inmobiliarias, siempre teniendo en cuenta que deben ser todas aquellas donde la entidad obtiene una comisión.

Gestores y asesores tienen la potestad de recomendar dicho sector a través de fondos (sectoriales, REIT, socimi), porque éstos ceden comisión.

En otro orden de ideas, no se acostumbra recomendar el sector inmobiliario, haciendo uso del impacto producido por la recesión económica originada sobre los precios por el confinamiento.

Al contrario, se aconseja minimizar posiciones en fondos de dicho sector, con la finalidad de incrementar en fondos que lleguen a invertir en índices bursátiles grandiosos, principalmente en China y en Estados Unidos.

Este proceso ha transcurrido durante la pandemia, globalizándose para obtener una renta variable.

¿Por qué el Ladrillo fue Relegado de la Rentabilidad de los Índices Bursátiles?

Es innegable que, contrario a los objetivos que condujeron a encomendar la toma de decisiones con respecto a la renta variable, siendo la más destacada de todas, según la consideración de los bancos centrales, hubiese tenido un valor preponderante dentro del sector inmobiliario.

Para nadie es un secreto que quienes reciben mayores beneficios de las llamadas inyecciones de liquidez múltiples elaboradas por los bancos centrales, vienen siendo los bonos, el “ladrillo” y las acciones, sin un orden estricto, siendo ese el detalle.

Llama mucho la atención que el “ladrillo”, a pesar de haber tenido una aceptable actuación en Norteamérica, ocupe lugares muy por debajo cuando se habla de la rentabilidad referida a los índices bursátiles.

Para adentrarnos en el conocimiento de lo planteado, pudiéramos decir que cuando en el mes cuatro rebotó, S&P 500, logró subir un 75%.

Si tomáramos un índice sectorial, vinculado a la tecnología o ecología, sucedería algo similar.

Las razones por las cuales nos abstenemos de recomendar el sector inmobiliario para sacarle provecho al tsunami de liquidez relacionado con los bancos centrales, se relaciona de manera esperanzadora con la llegada de la vacuna, estas razones han sido dos: los confinamientos y el teletrabajo.

Porque pensamos que el trabajo a futuro tiende a ser un modelo hibrido y no que la gente se quede laborando desde su casa. Esto quiere decir que ya no se requiere invertir tanto dinero en una oficina, porque la dinámica laboral ha cambiado notablemente, dando un viraje muy significativo que repercutirá en las actividades futuras.

Es una etapa de incertidumbre que ocurre con los bienes inmuebles, ya que muchas personas han tomado la decisión de dejar sus viviendas, de buscar otros estilos de vida, y otros han sido víctimas de la pandemia que azota al mundo.

Entonces, a nivel inmobiliario, se presentan algunas inquietudes. ¿Qué ocurrirá con estos bienes inmuebles? ¿Cómo reaccionarán sus herederos? ¿Estarán dispuestos a retenerlas para ellos o venderlas?

Es obvio que esto influye en las inversiones directas, así como también cuando se asume la determinación de querer invertir en una socimi.

Es probable que los inversores prefieran aquellas personas que posean inmuebles en la costa o que tengan alguna nave industrial para gestionar la logística relacionada con el comercio electrónico. Son caracteres que se toman en cuenta a la hora de decidir.

¿Cuál será el destino de las viviendas después de esta tragedia? ¿Qué harán sus herederos?

La duda y la incertidumbre invaden de alguna manera el activo inmobiliario, el futuro es incierto, no existe humor, ni motivación para festejar. La situación actual ha detenido la inversión en el sector. Las recomendaciones, como producto de venta, han disminuido.

Podría decirse que el momento que se vive es tan dramático, que el sector inmobiliario ha dejado de ser el beneficiario principal de la liquidez bancaria.

Se afirma que podría ser una situación de timing, ya que primero ocurrió con los bonos (renta fija), seguidamente pasó a las acciones (renta variable) y luego será con el “ladrillo”, considerado a futuro el beneficiario principal de la pérdida que se pueda presentar en lo atractivo de los bonos.

La duda gira en torno al tipo de ladrillo, como determinar el momento más adecuado para invertir en él y cuál pudiera ser el producto más idóneo para efectuar la inversión, sin saber si la inversión directa pudiera ser la mejor.

Reconociendo que antes el auge de los préstamos era eficiente, porque la calidad crediticia según las tendencias para ese momento era muy sólida. La situación ha cambiado, las hipotecas han disminuido, a pesar de que en algunas operaciones los ingresos de marketing han crecido.

Situación en el Sector Inmobiliario

La situación en el sector inmobiliario ha tratado de mantenerse dentro de los cánones normales. Los inmuebles que generan mayores beneficios son los de tipo comercial, sus tasas han crecido notablemente y los préstamos para este sector se han elevado de manera satisfactoria.

Esto ha influido en el crecimiento básico de ciertos préstamos y, ante algunos momentos estériles que se han presentado, se sostiene que los bancos han colocado su enfoque en productos y regiones que, a su juicio, sean los más seguros y esto trae como aditivo de que están siendo muy cuidadosos y ofrecen a los prestatarios créditos muy ventajosos.

En medio de este crecimiento, los créditos correspondientes a bienes raíces aparecen allí sin mucha resonancia y todo parece indicar que quien dirige el baile en la actualidad, dentro de la fiesta conformada por los riesgos de mercado, es el sector inmobiliario comercial que puede llegar a convertirse en el llamado aguafiestas dentro de los mercados financieros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.