Cómo librarse de las comisiones bancarias más usuales

0
40
comision bancos

El pago por los servicios financieros para clientes no vinculados va en aumento, y el mes de junio es tiempo de revisión de costes al alza.

El Santo Grial del negocio financiero resultan ser las comisiones, pero para los clientes se han convertido es un dolor de cabeza, en especial si no poseen un nivel suficiente de vinculación con la entidad bancaria, como para quedar liberados del cobro por los servicios.

El tenaz dominio de tipos de interés cero, vigente desde hace años en la zona euro, y para el que no se percibe aún su fin en el mediano plazo, ha conminado a la entidad financiera a exprimir al tope los ingresos por comisiones.

Esto resulta ser la manera de compensar la irresolución del margen del negocio tradicional, de las ganancias que se obtenía por la actividad financiera de toda la vida, la de conseguir dinero y financiar a unos tipos de interés, que ya no son lo que fueron.

El actual terreno de juego, en el que se marcan los bajos tipos de interés ha planteado una innovadora estrategia en la relación entre las entidades financieras con sus clientes, y en las comisiones que les van a cobrar.

En este terreno se priorizará a los clientes más rentables, a los que generen negocio, contrate productos de inversión, y que se endeude.

De esta forma será muy complicado aperturar una cuenta en alguna entidad financiera sin coste de mantenimiento, salvo que se ingrese la nómina, se tenga una tarjeta de crédito o se domicilie recibos.

Revisión de tarifas

El mes de junio es buen tiempo para la revisión trimestral o semestral de las tarifas por concepto de comisiones, algunos bancos girarán la tuerca a los costes por servicios aplicados a los clientes con menos vinculaciones.

Según Marta Alberni, experta en asuntos de banca de Afi, en los últimos meses se ha observado una dirección de cambio en la gestión de cobro de comisiones de los bancos.

Como opción para equilibrar los menores ingresos bancarios y el coste que tiene el exceso de liquidez, como resultado de la evolución de los tipos de referencia.

Además, está creciendo en los últimos años el protagonismo de la partida referida a comisiones netas en el negocio financiero.

En todo este contexto, la exacerbación de los aportes por comisiones de la entidad financiera es de larga data, y su contribución al margen básico, creció del 26% en el año 2012, a 35% al final del año pasado, además aumentó sus aportes al margen bruto del sector.

En ese crecimiento estratégico de aportes por comisiones cuentan, además de los servicios básicos como una cuenta corriente o las tarjetas.

Una participación relevante de las comisiones por fondos de inversión y los planes de inversión, que tan solo en 2020 reportaron cerca de 3.000 millones de euros al gran sector financiero.

Cambios en la política de vinculación bancaria

Las entidades han modificado sus gestiones de vinculación desde hace algunos años atrás, inflexibilizando el descargo del coste de mantenimiento de las cuentas.

Los clientes que no se ajusten a las nuevas solicitudes del banco, rendirán cuentas en junio, porque el pago de las comisiones se realiza con frecuencia de manera trimestral o semestral, y en pocas ocasiones de forma mensual.

A esto hay que agregarle que en el mes de junio, entra en vigencia algunas modificaciones. A manera de ejemplo:

  • BBVA. Pondrá en vigor en su cuenta Va Contigo, las nuevas condiciones, que incluye un alza de las comisiones hasta 160 euros al año, en contraposición a los 100 euros actuales; esto si no se cumple el requerimiento de domiciliar una nómina, de por lo menos de 800 euros, o una pensión con un mínimo de 600 euros.
  • CaixaBank. Son más exigentes las condiciones que aplicará en el programa Día a Día. Se determinó dos parámetros a cumplir. Uno, domiciliar una nómina o pensión de mínimo 600 euros o de 300 euros correlativamente, o poseer en productos de inversión más de 20.000 euros y además, domiciliar tres recibos o comprar tres veces usando la tarjeta durante un trimestre.
  • Banco Santander. Además de domiciliar la pensión o la nómina, debe domiciliar tres recibos, o en su defecto usar seis veces la tarjeta y la contratación de un seguro, préstamo o producto de inversión con el banco. Pero, si el cliente honra tan solo dos de los parámetros, la comisión descenderá a 120 euros anuales.
  • Sabadell, Ibercaja, Unicaja, Deutshe Bank, Kutxabank o Liberbank. El coste de sostenimiento de las cuentas de aquellos clientes no vinculados se determinó en 120 euros. Para Sabadell, es un poco diferente puesto que, la Cuenta Expansión no está libre de gastos, a excepción si se trata de jóvenes cuyas edades estén entre 18 y 29 años, ni domiciliando nómina.

De igual forma, se contempla una comisión de administración por 80 céntimos por apunte.

Sin embargo, si la cuenta se mantiene sin saldo negativo, la comisión por sostenimiento bajará a 60 euros al año y se disipará el coste por apunte.

  • Abanca y Bankinter. Los costes relacionados a las cuentas de estas entidades son bajos. Abanca, solo determina una condición en su La Cuenta Clara, que esté operativa 100% online. De no ser así, la comisión tendrá 60 céntimos por apunte y 100 euros al año.

Si el cliente decide no tener una cuenta digital, puede anexarse al Programa Cero Comisiones; sin embargo, los requisitos son más numerosos si se trata de clientes mayores de 30 años.

Es requisito domiciliar una pensión o nómina, o poseer un saldo de por lo menos 500 euros en productos de ahorro. Además, honrar uno de los siguientes supuestos:

  • Al año, debe comprar con tarjeta de crédito al menos 2000 euros y contratar seguro.
  • Poseer un saldo medio mensual de 30.000 euros en productos de ahorro.
  • Poseer 8.000 euros en saldo como mínimo, en productos de inversión o contratar 2 seguros con Abanca.

Los clientes de Bankinter, afrontan la tarifa más baja de los grandes bancos tradicionales. Solo 45 euros al año, siempre que cumplan los requisitos de domiciliar una nómina de 800 euros y, tres recibos por trimestre.

Para las entidades bancarias la disminución de una cuenta nómina, es el primer andamio para vincular un cliente; aunque han acorazado los requisitos para hacerlas regaladas, también lanzan promociones atractivas.

Abanca, Liberbank, Santander y Unicaja, brindan regalos para nuevos clientes, de entre 100 y 150 euros por domiciliar la nómina, si se compromete el cliente a una permanencia entre uno y dos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.