¿Qué es mejor: comprar un piso ahora o esperar hasta 2024? Análisis de precios y euríbor

0
410
¿Qué es mejor: comprar un piso ahora o esperar hasta 2024? Análisis de precios y euríbor

El índice euríbor y el valor de las propiedades inmobiliarias están a punto de alcanzar su punto más alto. Sin embargo, a partir del próximo mes, se espera una disminución en estos valores, que se hará evidente en la economía de 2024.

La industria de bienes raíces ha registrado tendencias que sugieren un posible enfriamiento del mercado. Sorprendentemente, el euríbor no ha aumentado tanto en agosto como se había anticipado en julio, tras el reciente incremento en las tasas de interés.

Echa un vistazo a nuestros mejores préstamos recomendados

A pesar de que los líderes de las principales entidades bancarias de España preveían cifras alrededor del 4,10% al 4,15%, la tasa promedio de agosto ha sido del 4,059%.

Sin embargo, hay indicios de un último empuje en las cifras. Existen múltiples análisis estadísticos que sugieren que este índice podría llegar al 4,20% en septiembre.

Los bancos nacionales, por su parte, prevén un mínimo de 4,15% para el próximo mes. Cabe mencionar que, a diferencia de agosto, septiembre tiene fechas claves para el comportamiento del euríbor en su agenda.

Se espera que el Banco Central Europeo (BCE) implemente un probable ajuste final en las tasas de interés en este período.

Este ajuste podría ser de alrededor de 25 puntos base. Este mismo impacto podría verse reflejado en el euríbor antes o después de la resolución del ente europeo.

Tendencias Inciertas en las Tasas de Interés: Análisis de las Opiniones en el BCE

Por otro lado, hay voces dentro del BCE, como la del líder del banco central de los Países Bajos, Klass Knot, que sugieren que es poco probable que las tasas aumenten más en los próximos meses.

Esta perspectiva es compartida por representantes más conservadores. Ignazio Visco, quien dirige el banco central de Italia, pide prudencia a aquellos que afirman que las tasas seguirán en ascenso hasta fin de año.

Por lo tanto, el sentimiento, que es crucial en el ámbito financiero, junto con algunas cifras ajustadas sobre el aumento de precios, que persisten en su núcleo, dan lugar a estimaciones que sugieren una tendencia descendente del euríbor.

Se espera que el índice entre bancos experimente una baja, partiendo de los picos registrados en septiembre, en los últimos meses de este año, ubicándose para finales de 2023 entre el 3,75% y el 3,80%.

Conforme avanzamos en 2024 y si las proyecciones financieras se mantienen estables, se anticipa un euríbor del 3,50% para julio y del 2,75% hacia diciembre.

¿Cuándo se hará evidente la bajada del euríbor?

Los hogares percibirán una reducción en sus gastos conforme las recientes estimaciones desciendan respecto a las previas evaluaciones.

Así, aunque el índice euríbor comience a disminuir en un corto período, ciertos presupuestos domésticos necesitarán un lapso prolongado para experimentar esta ventaja.

Para contextualizar, el índice euríbor en diciembre de 2022 registró un promedio de 3,081%. De este modo, los créditos que se ajustan anualmente podrían ver un incremento en sus tasas, posiblemente alcanzando un 3,75% este año.

Por otro lado, las actualizaciones que se llevan a cabo cada 6 meses, muestran una tendencia distinta. Aquellos con hipotecas bajo este esquema serán los primeros en disfrutar de esta nueva etapa positiva.

Si tomamos como base una proyección del 3,75%, las tarifas mensuales verán una reducción aproximada del -6,2%. Estos créditos habían actualizado sus términos en junio, cuando el euríbor estaba al 4,00%.

Las hipotecas que se ajustaron en mayo, podrían experimentar un leve respiro en su próxima recalibración semestral, dependiendo de la magnitud y rapidez con la que el euríbor disminuya.

Sin embargo, los pagos mensuales no regresarán a las cifras que se vieron antes del abrupto incremento en las tasas de interés.

Se espera que el punto más bajo del euríbor se manifieste a comienzos de 2025, oscilando entre un 2,5% y un 2,75%. Esto implica que las cuotas que surjan de los futuros ajustes estarán más alineadas con los montos de 2023 que con los de 2021.

Según expertos consultados, es esencial tener esto en cuenta al planificar las finanzas familiares en los siguientes meses. Las tendencias sugieren que la población española está tomando medidas para mantener su estabilidad financiera.

Los movimientos bancarios experimentan un alza significativa

De acuerdo con la información más reciente hasta mayo, registrada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), se observa un incremento del 23% en la cantidad de personas que deciden cambiar su hipoteca actual por una que ofrezca términos más favorables.

La opción predilecta ha sido la hipoteca a tasa fija, aunque hay especialistas que sostienen que el periodo óptimo para adquirirlas ya ha concluido. Actualmente, estas se adquieren con tasas de interés en su pico más alto, con la previsión de que en breve comiencen a reducirse.

No obstante, solo cambiar la hipoteca podría no ser la solución para todos. Se anticipa que en el futuro cercano habrá un aumento en la disponibilidad de viviendas de reventa.

Esto se debe a propietarios que, enfrentando problemas con sus hipotecas, optarán por vender en un mercado que presenta una demanda más reservada.

A pesar de la notable reducción en la concesión de nuevas hipotecas, evidenciada por una disminución del 24% según datos del INE con referencia al mes de mayo, el coste de los inmuebles ha experimentado un incremento en los pasados meses.

Este ha sido el ajuste más significativo desde que se sintieron los impactos de la crisis sanitaria en enero de 2021.

No obstante, se observa un ascenso en los valores de las viviendas, aunque se percibe una manifestación temprana de desaceleración.

Esto ocurre a pesar de que la mayoría de las transacciones se completan en efectivo, gracias a los fondos adicionales de 60.000 millones de euros que los ciudadanos de España lograron ahorrar durante los períodos de confinamiento y restricciones. Sin embargo, esa reserva financiera ya ha sido agotada.

Por consiguiente, aquellos que deseen adquirir propiedades deberán recurrir nuevamente a la financiación para la mayor parte de las transacciones. Tal vez, no todos los posibles compradores consideren que este sea el momento propicio para comprometerse con una hipoteca.

El Futuro de los Precios de las Viviendas: Cambios en Perspectiva

En efecto, según los datos proporcionados por Fotocasa, aproximadamente el 50% de la población en España no contempla la posibilidad ni se encuentra en condiciones de adquirir una residencia en caso de tener que recurrir a financiamiento.

Esta confluencia de factores presenta una dinámica clara: un incremento en la oferta de apartamentos en venta acompañado de una disminución en la demanda de compradores.

El desenlace previsto es una declinación proyectada de alrededor del 10% en los precios de las propiedades de reventa a lo largo del año 2024. Este análisis proviene de una investigación llevada a cabo por la revista especializada en inversiones, Inversión.

Los valores de las residencias recién construidas continuarán su ascenso en términos de precios, manteniendo ritmos que se acercan al Índice de Precios al Consumidor (IPC); o en el mejor de los casos, podrían estabilizarse, de acuerdo con la proyección más conservadora presentada en la misma publicación.

Más allá de las cifras, la decisión de cuándo adquirir una propiedad, ya sea en este momento o esperar, está vinculada con las circunstancias individuales.

Por ejemplo, según puntualizó el especialista en bienes raíces de Asufin, Daniel Machuca, en una entrevista en Espejo Público, «si has encontrado la residencia que consideras ideal para tu vida, lo más recomendable es no postergar la compra».

En conclusión

El debate entre comprar una vivienda ahora o esperar hasta 2024 se centra en las tendencias del índice euríbor y los precios inmobiliarios.

Aunque se espera un pico en estos valores, las previsiones sugieren una disminución gradual a partir del próximo mes y a lo largo de 2024.

Las tasas de interés influyen en el mercado inmobiliario, y se espera que el euríbor disminuya a medida que el Banco Central Europeo realice ajustes en sus tasas.

Los analistas discrepan sobre la dirección futura de las tasas; algunos creen que seguirán aumentando, mientras que otros, incluidos líderes del BCE, predicen estabilidad o declives.

Las hipotecas se ven afectadas por estos cambios, con ajustes anuales y semestrales. Se espera que los hogares experimenten una reducción gradual en sus gastos a medida que los valores del euríbor disminuyan, pero esto podría llevar tiempo.

El mercado inmobiliario ha experimentado cambios, con un aumento en la demanda de hipotecas fijas y una posible oferta creciente de viviendas de reventa.

Aunque los precios han aumentado recientemente, se proyecta una disminución del 10% en los precios de las propiedades de reventa en 2024. La decisión de comprar o esperar depende de las circunstancias individuales y de encontrar la vivienda ideal.

Echa un vistazo a nuestros mejores préstamos recomendados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.