Sostenible, rentable y temático

0
84
inversion sostenible

Con respecto a lo sostenible, rentable y temático, llama poderosamente la atención que algunas entidades pertenecientes a la banca privada, hayan tomado la decisión de anunciar productos en forma directa, obviando los anuncios de servicios.

Sin embargo, es una temática diferente que la banca en general haya considerado esta alternativa de anunciar algunos productos financieros, por la sencilla razón de que su emprendimiento reside en la fabricación y venta de estos.

Se presume que la banca privada cobra comisiones por todo lo que publicita, sobre todo, si son productos que tienen algún tipo de inclusión en las carteras de su clientela.

En este caso, deberían sostener su área publicitaria, destacando la calidad del servicio o, en su defecto, de su atención personal.

Se estima que la venta directa de productos es su fuerte, y que cada estación tiene su temática para vender productos considerados financieros.

Años atrás, los BRIC tuvieron la osadía de vender unos fondos de inversión que estaban agrupados en serie, cuyo contenido conformaban varios países emergentes, los cuales poseían grandes expectativas en cuanto a su crecimiento.

Al principio, esto resultaba una idea rentable que se traducía en un sencillo fondo indexado con referencia al S&P 500, el cual ha tenido una actuación de gran relevancia en los últimos diez años, superando cualquier BRIC.

Tomando en cuenta que dentro del campo financiero se han ejecutado ventas de algunos fondos garantizados, aplicándose unas comisiones altísimas de gestión, donde se han ido incorporando los fondos que no realizan ningún tipo de gestión, cuya rentabilidad es muy baja, si se les compara con el fondo de renta fija mixta que es el más modesto y conservador del mercado.

La inversión sostenible

La inversión sostenible tiene en su haber diversidad de criterios, donde destaca la parte corporativa, cuyo objetivo es alcanzar competitivos rendimientos financieros en un plazo prudencial y obtener un impacto positivo a nivel social.

A este tipo de inversión también se le llama “inversión responsable”.

La inversión sostenible conceptualmente es muy amplia, ya que en ella prevalecen enfoques y razonamientos que abarcan algunos principios éticos, encaminados hacia la búsqueda de los mejores resultados en el campo financiero.

Por ello, se han creado variedad de métodos que permiten invertir de forma sostenible, como el ejercicio activo, enfocado en la titularidad de las participaciones, según el capital de las empresas.

También, la integración de actores ASG y algunos enfoques que definen “lo mejor de cada categoría”, conjuntamente con la inversión de impacto, la temática y la exclusión.

La rentabilidad de las inversiones

En el mundo económico se presentan algunos casos donde las inversiones no llegan a aprobar la evaluación de la rentabilidad, por eso, cuando se habla de inversión sostenible, surge la duda de si lo prioritario es la sostenibilidad.

Si la respuesta es afirmativa, se le debe dar prioridad a toda la información que debe verse sobre la política de sostenibilidad referida a la inversión del fondo.

Sobre todo, cuando existen elementos relacionados con la rentabilidad de lo propuesto. Esto significa que, si el interés priva en cuanto a la rentabilidad, la misión del asesor financiero es brindar información con respecto a aquellos casos donde la sostenibilidad va implicar menor rentabilidad.

Sin que la coyuntura sea producto de la sostenibilidad, ya que en el ámbito financiero se pueden combinar la rentabilidad con la sostenibilidad, lo que a juicio de muchos, pudiera llegar a generar elevadas comisiones.

De esta temática surgen muchas recomendaciones, dirigidas a todos aquellos inversores que deseen compatibilizar la rentabilidad con la sostenibilidad, requiriéndose para ello la realización de la “prueba del índice”, la cual consiste en establecer un cuadro comparativo de la rentabilidad del fondo sostenible, con una referencia de índice.

Pero este índice no puede ser de sostenibilidad, tendría que ser un índice de referencia global, que se corresponda con el tipo MSCI World.

Su garantía consiste en ser compatible perfectamente con un eficiente gestor global centrado en la sostenibilidad, cuya actuación se crece ante algunos gestores que solo se limitan a invertir.

Es importante conocer que, para el caso de realizar un test a los fondos sostenibles, las sorpresas pueden resultar negativas, aclarando que la culpa no es de la sostenibilidad, sino de la gestión.

Durante el año en curso, se aspira que la rotación entre activos ayude, la realidad es que en la última década estos no llegan ni al 15% cuando se trata de los fondos de gestión activa, lo cual significa que existe una igualdad en los índices de referencia.

La temática

Todo lo referido tiene aplicación, en la mayoría de casos, con la inversión temática, la cual representa una novedosa idea de carácter comercial, creada por los fabricantes de fondos.

Esta inversión temática surge ante la necesidad de aportar un diferenciado valor, debido al empuje que presenta la inversión indexada, que se traduce como ETF o fondos de inversión, los cuales se limitan a hacer seguimiento a los índices, cobrando comisiones de baja rentabilidad, referidas a la gestión activa.

Por esto, cuando de dinero se trata, las inversiones “mega guays” no logran pasar la evaluación de la rentabilidad.

La idea que se maneja en este sentido, es que si se invierte en una mega tendencia que resulte un tema atractivo, esta va a generar más coste, que si se invirtiera en un índice “normal”.

Esta motivación influye para que el fondo temático optimice su función, superando el índice de referencia. En el caso de que se trate de un tema tecnológico, este deberá ser más eficiente que el Nasdaq, el cual se presenta en muchos casos, aunque no en todos.

Un ejemplo actual pudiera ser un fondo de ecología que decida invertir a nivel mundial en esta actividad.

Teniendo la obligación de realizarlo mucho mejor que el MSCI World, a menos que la prioridad este exclusivamente enfocada hacia el respeto del medio ambiente, ya que la ecología y la rentabilidad son temas complementarios, donde priva en ellos el interés, tanto ético, como temático, dentro del orden financiero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.