¿Qué tienes qué hacer si necesitas una prórroga de un préstamo?

0
23

Los préstamos son uno de los servicios más utilizados, y es que para aquellas personas que necesitan liquidez inmediata solicitar un préstamo es la mejor solución, siempre y cuando no puedan recurrir a otras alternativas.

En la actualidad, es bastante habitual solicitar un préstamo o crédito para cubrir necesidades puntuales o incluso para llevar a cabo proyectos de futuro, como una reforma en casa, comprarse un coche nuevo o emprender negocio.

Pedir un préstamo o crédito hoy en día es  muy sencillo, sobre todo sí se recurre a Internet, ya que ahí podemos encontrar muchas compañías que nos ofrecen este servicio, sin papeleos y de forma casi inmediata.

Solicitar un préstamo es la mejor manera para conseguir el dinero que necesitamos para imprevistos o para llevar a cabo algún proyecto, como decíamos.

Pedir un préstamo online es muy fácil

Una de las ventajas de solicitar préstamos en línea es lo fácil que resulta obtenerlo.

En la mayoría de sitios web el proceso es el mismo: seleccionas la cantidad que necesitas y el plazo para amortizarlo. Dependiendo de la compañía podrás obtener unas cantidades u otras, y por lo general, si eres nuevo cliente y es tu primera solicitud tendrás un límite más bajo.

Por ejemplo, si encuentras un portal que te ofrezca hasta 1.000 euros, es muy probable que por ser tu primer préstamo solo te den la posibilidad de obtener hasta 300 euros.

Pero bueno, una vez que venza el plazo y pagues a tiempo tu perfil estará mejor valorado y podrás tener acceso a cantidades superiores. Como en todo, es cuestión de ganar confianza.

En cuanto a la oferta, es inmensa, podrás solicitar préstamos rápidos o mini créditos sin demasiados requisitos si son de cantidades pequeñas.

También hay préstamos con aval para importes superiores, y del mismo modo podrás solicitar préstamos aunque estés inscrito en ASNEF y similares….

Incluso en algunos casos no te hará falta tener nómina, siempre y cuando tengas una fuente de ingresos estable como una pensión, prestación por desempleo…

Los requisitos básicos para solicitar un préstamo suelen ser: ser mayor de edad, ser residente en España y tener una cuenta bancaria española. Cómo condiciones adicionales podrán solicitarte una prueba de tus ingresos para determinar que tienes el perfil adecuado.

Recuerda fijarte muy bien en los intereses y condiciones del préstamo

Cuando vayas a solicitar un préstamo es importante que tengas claras todas las condiciones del mismo y que sepas en todo momento cuando y cuanto deberás de pagar.

Por eso, es importante qué a la hora de solicitar un préstamo prestes atención al simulador de préstamos y revises el importe a solicitar, el plazo para su devolución y, como no, los intereses.

A menudo las compañías ofertan el primer préstamo cómo gratuito, es decir, que no tendrás que pagar intereses y en el momento del vencimiento tendrás que devolver exactamente el mismo importe que habías solicitado.

Sin embargo, es importante que prestes atención porque a veces no pagarás intereses hasta cierta cantidad por lo que si solicitas una cantidad superior sí te los cobrarán. Debes de ser responsable y analizar todos los aspectos del préstamo con detenimiento antes de firmarlo.

Y lo mismo ocurre con las comisiones. Por lo general la mayoría son bastante claros y transparentes en  así que no deberías tener problemas en este sentido.

Otra cuestión, te aconsejamos fijarte muy bien en las condiciones del préstamo pues en algunos casos hay penalización por devolución anticipada.

Esto significa que no podrás devolver el préstamo antes del vencimiento, aunque ya dispongas del dinero y quieras liquidar la deuda. No es lo más habitual pero conviene tenerlo en cuenta para evitarse problemas.

¿Qué hacer si no se puede devolver a tiempo un préstamo?

Y ahora, vamos a comentar todo lo contrario a la anticipación, qué es lo que ocurriría si no se puede devolver el préstamo en el tiempo establecido. Pero, antes de nada, te pedimos que si vas a solicitar un préstamo antes de hacerlo tengas claro que vas a poder devolverlo.

Solicitar un préstamo implica una responsabilidad importante y debes tener esa seguridad de que podrás hacer frente a los pagos, ya sean cuotas o pago fijo.

En estos casos tener dudas no suele ser una buena señal, ya que si desde el principio no estás seguro de si podrás pagar a tiempo, seguramente no podrás hacerlo. Así que es mejor que no lo solicites y que busques otra alternativa que pueda adaptarse mejor a tus necesidades.

Pero bueno, pongámonos en situación, imaginemos que has solicitado un préstamo y estabas seguro de que podrías devolverlo sin problemas y, por el motivo que sea, ahora no puedes.

En este caso tienes una alternativa: solicitar una prórroga del préstamo.

De hecho es lo que deberías hacer si llegado el momento no vas a poder devolver el préstamo. Además, es importante qué reacciones a tiempo y que no dejes que venzan los plazos, pues podrías incurrir en impago del préstamo y tendrías que enfrentarte a sus consecuencias.

¿Cómo puedes solicitar una prórroga del préstamo?

Como decíamos, si no vas a poder devolver el préstamo a tiempo la mejor solución es que solicitar una prórroga del mismo. Así podrás ganar más tiempo para conseguir el dinero y devolver el préstamo sin sufrir las penalizaciones por impago.

Siempre es mejor negociar los plazos para la devolución del préstamo que no pagar las cuotas, pues en situaciones de impago los intereses comenzarán a acumularse y la deuda aumentará.

Aun así, conviene que sepas que no todas las entidades que ofrecen este servicio permiten solicitar prórrogas. Por eso antes hablábamos de la importancia de tener claras todas las condiciones a la hora de solicitar un préstamo.

En el caso de que si te la concedan deberías revisar las cláusulas y tener presentes los costes que podría tener esta opción. En muchos casos cuando se solicita más tiempo para hacer frente a los pagos las entidades piden el pago de los intereses generados hasta el momento y conceden la devolución del importe para el nuevo plazo establecido.

Las prórrogas tienen costes, está claro, pero siempre es mejor eso a demorarse en los pagos y acumular intereses por mora, y acabar en una situación de impago del préstamo.

¿Qué sucede si no respondes ante un impago?

Si vas a pedir un préstamo debes de tener muy claras las condiciones del mismo y tener la capacidad para devolverlo en su plazo establecido.

En caso de no poder hacer frente al pago siempre es mejor contactar lo antes posible para solucionar una prórroga, siempre que sea posible, del préstamo para extender su duración y tener más tiempo para devolverlo.

No obstante, si llegado el momento no podemos responder a un impago, ¿qué es lo que sucedería? Pues bien, en ese caso la entidad tendrá la capacidad para iniciar los trámites tanto administrativos como judiciales que correspondan con el objetivo de liquidar la deuda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here