¿Es posible anular una transferencia bancaria?

0
62

Si no sabes como anular una transferencia bancaria este artículo será de tu interés.

Las transferencias bancarias son nuestro día a día, pues se trata de operaciones que realizamos con cierta frecuencia.

De hecho, es una práctica tan habitual que generalmente no supone ninguna dificultad.

Sin embargo supongamos que, por la razón que sea, realizaste una transferencia bancaria errónea y ahora necesitar anularla.

Errores comunes al realizar una transferencia

Si bien una transferencia bancaria puede parecernos un trámite fácil, los errores a veces ocurren, y los más comunes son los siguientes:

  • Introducir mal el importe a transferir
  • Enviar la transferencia al destinatario que no es
  • También puede darse el caso de que envíes una transferencia duplicada

Si cometes alguno de estos errores es probable que tu primera reacción sea entrar en pánico. Pero tranquilo, que hay soluciones.

Imagínate que vas a realizar una transferencia bancaria y te equivocas.

¿Qué deberías hacer ahora? ¿Es posible anularla?

Pues sí, si te das prisa es probable que puedas anularla. No obstante, este proceso depende de algunos factores así que puede ser que lo tengas fácil o que la tarea se te complique.

¿Cómo anular una transferencia bancaria?

Si te equivocaste y actúas de inmediato en principio no deberías tener problemas. Pero debes ser rápido porque con este tipo de transacciones el tiempo jugará en tu contra.

Sí te das cuenta del error al momento y si el dinero aún no ha salido de tu cuenta podrás cancelar la operación. Podrás hacerlo desde el area de cliente de la app de tu banco, en un cajero automático o contactando con el personal de tu entidad vía telefónica.

En el caso de que la transferencia se haya realizado en ventanilla, en vez de online, el responsable será el personal del banco qué te ayudará a cancelar la operación rápidamente.

Sin embargo, como comentábamos al principio la anulación de una transferencia bancaria es un proceso qué depende de algunos factores, y uno de los más determinantes es la hora de corte. ¿Y qué es la hora de corte? Ahora te lo vamos a explicar.

La hora de corte es clave para detener una transferencia errónea

Antes de nada quiero decir, para quien no tenga esta información, que las transferencias bancarias no son inmediatas. A no ser que tú mismo lo hayas solicitado así porque se trate de una transferencia de carácter urgente.

Una vez que realizas la operación – siempre y cuando sea una transferencia ordinaria-  es el banco el que, en la hora de corte, ejecuta la orden para enviar el dinero al destinatario.

La hora de corte es el momento en el que el banco ejecuta la orden para hacer efectiva la transferencia. A partir de ahí la transacción será irrevocable.

Habitualmente los bancos suelen fijar su hora de corte a las 14 horas, pues es cuando cierran las sucursales. Esto significa que si realizamos una transferencia por la tarde, alrededor de las 17 horas por ejemplo, tendrás hasta las 14 horas del día siguiente para actuar.

De lo contrario, si realizaste la transferencia a las 12 de la mañana tu margen para tratar de anular la transferencia será mucho más limitado y probablemente no consigas tu objetivo.

En cualquier caso, te recomendamos que te informes de la hora de corte de tu entidad, pues no todos los bancos tienen establecido el mismo horario.

¿Qué necesitas para anular una transferencia bancaria?

Como decíamos, si llegas a tiempo es posible detener una transferencia errónea. Pero sí la transferencia ya ha sido emitida por tu entidad no podrás anularla.

Para anular una transferencia  necesitarás aportar la siguiente información:

  • Tu número de cuenta (desde el que realizaste la transferencia)
  • El número de cuenta del destinatario (a quien enviaste la transferencia)
  • Tu nombre y documento de identidad en vigencia, por supuesto
  • Facilitar a la entidad el importe de la operación y la fecha y hora de la misma

Cabe destacar que aunque es posible detener una transferencia que aún no haya sido emitida el hecho de ordenar la anulación no te garantiza que pueda cancelarse y que vayas a recuperar tu dinero.

Como decíamos, depende de algunos factores como la hora de corte de la entidad.

Y en caso de que no sea posible, ¿qué soluciones hay?

Si trataste de detener una transferencia errónea y no fue posible porque tu entidad ya emitió la orden de ejecución de la misma, el proceso para recuperar el dinero se complicará porque ya no habrá manera de anular la transferencia.

Esto significa que a partir de este momento dependerás del destinatario y de si, llegado el momento, esta receptivo. Así que solo te queda confiar en la buena fe del titular de la cuenta, y de que éste te devuelva el dinero sin ponerte inconvenientes.

Aunque se trate de un error el banco no podrá hacer nada por reclamar ese dinero si el beneficiario de la transferencia no da su consentimiento. Por eso es necesario que éste de su aprobación para que se efectúe la devolución de la transferencia.

Para ponerte en contacto con el receptor de la transferencia tienes dos opciones:

  • Contactar directamente con él/ella: Si sabes quién es puedes solicitarle que te haga una transferencia, aunque recuerda que no podrás obligarlo.
  • Iniciar el proceso interbancario. Si se trata de un beneficiario desconocido entonces tendrás que notificárselo al banco para que se ponga en contacto con él/ella y solicite la devolución del dinero. Pero, como decíamos, la entidad tampoco podrá obligarle.

Independientemente de sí el banco consigue, o no, la devolución de la transferencia éste nos cobrará una comisión simplemente por realizar la gestión. Así que conviene saberlo.

La justicia como último recurso

Si finalmente no consigues ni anular la transferencia ni conseguir que el receptor la devuelva de buena fe, la última opción que te quedará para tratar de resolverlo es recurrir a la justicia.

Sí justificas que la transferencia ha sido un error podrás solicitar su devolución por la vía judicial. Parece exagerado pero si la transferencia es de un importe elevado puede ser el recurso definitivo para poder recuperar el dinero.

A través de un mandato judicial podrás acusar al beneficiario de apropiación indebida, que está tipificado en el código penal y éste podría ser condenado a pagar una multa sí el importe de la transferencia supera los 400 euros.

Evidentemente recurrir a la justicia debería ser la última de tus opciones, pues antes de eso es recomendable que trates de comunicarte con el receptor de la transferencia. Pero oye, si no puede ser por las buenas pues  – desgraciadamente- tendrá que ser por las malas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.