Consejos financieros para sobrevivir si estás en paro

0
272

Quedarse en paro. Se trata de una de las situaciones que nadie quiere en su vida pero que, de un modo u otro, pueden acabar llegándote.

Por lo general estar desempleado suele generar un sentimiento de preocupación y sobre todo de incertidumbre por no saber lo que durará la nueva situación.

Como es lógico, a todos nos inquieta saber en qué momento la situación mejorará y volverá a la normalidad. Mientras tanto, no te quedará otra que adaptarte a la nueva situación.

De hecho, te recomendamos que no lo dejes pasar y te prepares lo antes posible para afrontar un nuevo reto en tu vida, sobrevivir sí estás en paro.

Sabemos que estar en paro puede generarte de pronto muchos quebraderos de cabeza, ya que los ingresos serán menores y probablemente tendrás más estrés por haber perdido tu rutina que, aunque no lo parezca, es más importante de lo que muchos nos imaginamos.

Además, siempre se tiene la duda de por cuanto tiempo estaremos en esta situación y cuánto tiempo pasará hasta que todo vuelva a la normalidad.

Así que por lo pronto, te pedimos que te lo tomes con calma y pongas en práctica algunos de estos consejos de finanzas personales.

Ajusta tu presupuesto a tu nueva situación

Esto debería ser lo primero de tu lista, plantear un nuevo presupuesto.

Es importante ajustar tu presupuesto personal de gastos para la nueva situación que, aunque pueda ser temporal, podría perjudicar tu economía si no tomas las medidas oportunas.

Así que no retrases esta decisión y ponte cuanto antes a elaborar un nuevo presupuesto de gastos que se adapte a tu nueva situación, ya que de lo contrario podrías verte perjudicado económicamente hablando, como acabamos de indicarte.

Sí como consecuencia de perder tu puesto de trabajo recibiste una indemnización es muy importante qué no desaproveches ese dinero. Es probable que tengas la tentación de gastártelo pero créeme que no será la mejor opción.

Es vital ajustar tu presupuesto cuanto antes para adaptarlo a tu nueva situación y, en este caso, disponer de una indemnización te ayudara a adaptarte mejor a tu nueva realidad.

No utilices tu indemnización para caprichos

Cómo decía, es importante que no emplees tu indemnización en caprichos.

Por muy tentador que pueda parecerte no deberías gastártelo de golpe. En tu nueva situación este dinero te ayudará a empezar con el apoyo de un colchón financiero.

Conviene tener un dinero ahorrado, un fondo de emergencia del que poder ir ‘tirando’ sí fuese necesario. Los ahorros son un apoyo importante porque nos dan cierta seguridad. Y si estás en paro más que nunca, pues te permitirá estar un poco más desahogado.

Así que nuestro consejo es que ahorres el dinero de la indemnización y que no lo gastes en caprichos como hacer un viaje por ejemplo. Sí tenías algún gasto pendiente sí sería buena idea utilizar una parte de ese dinero para liquidar la deuda y quedarte más tranquilo.

Pero como decía, no lo gastes innecesariamente porque seguramente te hará falta.

Echa cuentas: cuánto puedes sobrevivir en paro

Sabemos que quedarse sin trabajo no es una situación fácil, y es bastante delicado sobre todo cuando no sabemos por cuanto tiempo tendremos que estar así.

A todos nos gusta pensar que será temporal pero… ¿por cuánto tiempo?

Aprovechando el presupuesto que hiciste adaptándolo a tu nueva situación ahora ya solo tendrás que dividir los gastos fijos y variables. Echa cuentas para saber por cuánto tiempo podrás mantener tu nivel de vida actual y por ende, cuánto podrás sobrevivir en el paro.

Como los ingresos se reducirán es importante que, en caso de indemnización, te la guardes en tu fondo de emergencia para tener cierto margen mientras la situación se normaliza.

De este modo evitarás tener que pedir préstamos personales.

Adáptate a tu nueva situación

En relación a lo anterior, es importante echar cuentas y hacerse una idea de por cuanto tiempo podrás mantener tu estilo de vida actual.

Sin embargo, dadas las circunstancias, es mejor qué trates de adaptarte a la nueva situación y que realices algunos cambios en tu estilo de vida.

Seguramente habrás oído en más de una ocasión la frase de ‘apretarse el cinturón’, y es que, como es lógico, si quieres mantener tu calidad de vida no podrás sobrevivir mucho tiempo en paro. Así que lo mejor que puedes hacer es adaptar tu vida a tu nueva situación económica.

Además, aunque a priori se trate de una situación de desempleo temporal no sabes por cuanto tiempo estarás sin trabajo. Así que el mejor consejo que podemos darte es que trates de exprimir al máximo tus ingresos, y para ello es imprescindible recortar gastos.

Por ejemplo la mayoría suelen limitar todo lo relacionado con el ocio, como comidas y cenas en restaurantes, salir al cine, al teatro, los eventos deportivos o actividades al aire libre, planear viajes… Todo lo que pueda ser, por decirlo de alguna manera, prescindible.

Está claro que a nadie le gusta renunciar al ocio, pero difícilmente podremos renunciar a los gastos fijos porque las facturas habrá que seguir pagándolas.

Eso sí, podemos reducir el consumo de electricidad, gas, internet… de modo que las facturas también se reduzcan y nos permita ahorrar un poco.

Ahorra, y si puedes invierte para rentabilizar tus ahorros

Apartar una parte de los ingresos y ahorrarlos es una práctica que todo el mundo debería realizar, sobre todo para tener un colchón financiero que nos permita disfrutar de cierta tranquilidad en nuestro día a día.

En una situación de paro sabemos que es más difícil ahorrar pero es importante mantener el hábito del ahorro. No importa si tienes que rebajar el importe de ahorro mensual, siempre que te permita seguir guardando parte de tus ingresos para ahorrar.

Si no tenías este hábito quizás en tu nueva situación te hayas dado cuenta de lo importante que era, pues tener un fondo de emergencia siempre es una ayuda. Sobre todo cuando se tienen gastos imprevistos o cuando tenemos que sobrevivir sin apenas ingresos.

En el caso de que sea posible, invertir siempre es una buena opción para darle rentabilidad a los ahorros. Por ejemplo podrías hacerlo con una parte de tu indemnización.

En definitiva, si estás en una situación de desempleo estos son nuestros consejos:

  • Ajustar tu presupuesto
  • Ahorrar tu indemnización – en caso de tenerla- y no gastarla en caprichos
  • Echar cuentas para ver por cuanto tiempo puedes sobrevivir en paro
  • Adaptarte económicamente a tu nueva situación y mantener el hábito del ahorro.

Si sigues estos consejos de finanzas personales seguro que te irá bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.