Analiza tu situación y considera con qué opción podrías ahorrar más dinero

Cuando contratamos una hipoteca acordamos con la entidad bancaria que devolveremos esta deuda en un plazo de tiempo determinado. Y esto es lo que se conoce como el plazo de amortización de la hipoteca.

Por lo general en España estos préstamos para adquirir una vivienda ofrecen un periodo para devolver la deuda de unos 30 años. Aunque dependiendo del banco que elijamos podremos disfrutar de algunas excepciones en el plazo de amortización de la hipoteca.

En cualquier caso, la mayoría de los que firman una hipoteca no suelen llegar a cumplir el plazo, pues por lo general deciden amortizar lo que les resta de deuda de manera anticipada.

Para que te hagas una idea, el plazo medio que eligen los consumidores para amortizar la hipoteca es de 23,5 años.

Y de éstos aproximadamente el 90% optan por devolver la deuda en 18,3 años, lo que significa que en algún momento decidieron amortizar la hipoteca de manera anticipada.

Pagar anticipadamente nos permite ahorrar, pero también se aplican comisiones

Entre las razones de pagar la hipoteca antes del plazo de amortización establecido destacaremos qué realizar esta acción permite a los consumidores ahorrar dinero.

Por lo pronto ya no tendrán que pagar una parte de los intereses que les hubiese cobrado su banco, aunque el ahorro dependerá de diversos factores que conoceremos a continuación.

Lógicamente sí nos planteamos amortizar la hipoteca antes del plazo previsto hay que tener en cuenta las comisiones por amortización anticipada que nos cobrará el banco.

Éstas pueden ser de varios tipos y a continuación destacaremos un par, que son las más importantes:

  • La comisión por desistimiento. Esta comisión se aplica tanto a hipotecas variables como fijas, y está limitada por ley. Durante los 3 primeros años el límite será de 0,25% y durante los cinco primeros años el límite será de 0,15%.
  • La comisión por riesgo de tipo de interés. Antes de nada destacaremos que esta comisión solo se aplica a las hipotecas fijas y se aplica si cómo consecuencia de la amortización anticipada la entidad bancaria pierde dinero. Antes no estaba limitada por ley, pero después de la nueva ley hipotecaria se han establecido los siguientes límites: a un 2% los 10 primeros años y 1,5% a partir del undécimo año.

En cualquier caso, sí vas a contratar una hipoteca es importante que eches un vistazo a las diferentes ofertas, pues hay hipotecas que no te cobrarán comisión por estos conceptos.

Como decíamos, pagar anticipadamente nos permite ahorrar y más dependiendo de la cantidad que vayamos a devolver.

Cómo cabría esperar cuanto mayor sea la cantidad a devolver anticipadamente mayor será el ahorro de los intereses, pues ya no tendremos que seguir pagando a nuestro banco por el préstamo.

También ahorraremos dependiendo del momento en que decidamos realizar esa amortización anticipada de la hipoteca.

Está claro que cuanto antes decidamos devolver el préstamo más ahorraremos, porque los intereses en los primeros años de vida de la hipoteca son más elevados que en los últimos años.

Amortización anticipada: ¿recortar plazo o cuota?

En la mayoría de casos los consumidores de hipotecas deciden amortizar de manera parcial o total la hipoteca de manera anticipada, bien porque han podido ahorrar lo suficiente o porque han recibido un dinero extra y quieren aprovechar la oportunidad de liquidar la deuda y ahorrarse los intereses.

Sea como sea, llegados a este punto hay que tomar una decisión.

Al amortizar la hipoteca de manera anticipada la deuda que tengas pendiente con tu entidad bancaria se reducirá, por lo que el banco te dará dos opciones entre las que deberás de elegir. Y te recomendamos qué analices ambas opciones para decidir la que más te convenga.

Cuando llegue el momento tu banco te propondrá: recortar el plazo o la cuota.

Por un lado, te dará la opción de recortar el tiempo qué te queda para amortizar la deuda de forma que puedas devolver el préstamo antes de lo previsto.

O, te dará la opción de reducir la cuota qué pagas cada mes para que – en caso de apuros económicos- estés más aliviado.

Antes de decidirte entre una opción u otra es importante que analices ambas soluciones para elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. Si tienes dificultades reducir la cuota te puede ayudar mucho, pero sí lo que te interesa es ahorrar entonces lo mejor sería recortar el plazo.

A continuación, y para tratar de ayudarte con tu decisión, vamos a exponerte lo que pasaría sí eliges una opción u otra, y ya de paso cuales podrían ser las ventajas y los inconvenientes.

  • Sí eliges reducir la cuota: la cuota se reduciría y pagarías alrededor del 10% menos cada mes. También bajarían los intereses, lo que te permitiría ahorrar otro 10%.
  • Sí eliges recortar el plazo: la cuota e mantendría, pero pagarías tu hipoteca antes del plazo previsto. En cuanto a los intereses también se rebajarían entorno al 20%.

Sí nos lo planteamos desde el punto de vista financiero la mejor opción sería recortar el plazo de amortización, pues aunque mantengamos la cuota al acelerar el proceso ahorraremos más en intereses.

Sin embargo, hacer esto sigue suponiendo mantener el esfuerzo financiero, y si cambian las circunstancias la situación puede volverse de riesgo, económicamente hablando.

Por otro lado hay quienes prefieren reducir la cuota, ya que con menos capital también se pagan menos intereses. En este caso la cuantía será menor que si decidimos recortar el plazo pero podremos pagar las cuotas con más facilidad y tendremos más dinero a final de mes.

A tener en cuenta antes de amortizar anticipadamente la hipoteca

Si te estás planteando pagar una parte o la totalidad de la hipoteca es importante que:

  • Analices muy bien tu situación financiera, más que nada para que puedas decidir sí te conviene más recortar el plazo o reducir la cuota.
  • Si quieres amortizar la hipoteca comprueba si tienes beneficios fiscales. Además de reducir los intereses es posible que puedas beneficiarte a nivel fiscal. Sí contrataste la hipoteca antes del 2013 estás de suerte porque podrás aprovecharte en tu declaración de la Renta. En este caso podrás aplicar la deducción por inversión en vivienda habitual sobre la suma que amortices anticipadamente, y podrás deducirte hasta el 15%.
  • Plantéate sí es mejor la amortización anticipada o invertir tus ahorros. En España los tipos de interés para las hipotecas son bastante bajos en la actualidad. Así que antes de plantearte amortizar el préstamo con antelación, quizás deberías pensar en invertir tus ahorros. Pero bueno, esto simplemente es una sugerencia.

Ahora que ya sabes más sobre la amortización anticipada de la hipoteca y cuáles pueden ser tus opciones, espero que puedas tomar la decisión que más se adapte a tus necesidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.