Mini créditos o líneas de crédito. ¿Cuál nos conviene más?

0
34

En la actualidad es bastante habitual recurrir a este tipo de financiación, pues hoy por hoy es lo más rápido y sencillo para obtener ingresos adicionales cuando estamos faltos de liquidez.

En el mercado tenemos créditos de todo tipo, y es que mientras algunos nos sirven como recurso para conseguir dinero más inmediato y para un momento puntual, otros nos permiten una financiación más a largo plazo.

Es evidente que dependiendo de nuestras necesidades nos convendrá más recurrir a un tipo de financiación determinado. En este caso hablaremos sobre las siguientes opciones: los mini créditos y las líneas de crédito.

Así que si estas falto de liquidez y necesitas financiación en este post te daremos algunas recomendaciones para que puedas elegir lo que más te conviene.

Solicitar financiación. ¿Qué hay que tener en cuenta?

A la hora de elegir una vía de financiación es importante tener claro el motivo, es decir, para qué lo vamos a necesitar y sobre todo, el plazo que necesitaremos para devolverlo.

Sabemos que las decisiones que afectan a la economía pueden resultar difíciles, y no es para menos, cuando se trata de dinero es importante mantenerlo todo bajo control.

Por eso, en caso de que necesites financiación es importante que conozcas muy bien tus necesidades económicas y que también valores tu capacidad para hacer frente a los pagos cuando toque.

Solicitar un préstamo resulta cada vez más sencillo, sobre todo por Internet, y es por eso que conviene tomarse las cosas con calma y comparar mucho antes de decidirse.

Si quieres acertar en tu elección es importante que te decantes por la opción que se adapte mejor a tus necesidades, y con la cual te sientas cómodo. Además, es importante que tengas en cuenta los plazos de devolución para elegir el producto más adecuado.

Así que, si te encuentras en una situación en la que necesitas de liquidez con cierta urgencia y en tu banco no pueden ofrecerte la solución de financiación que necesitas, debes saber que el sector privado puede ofrecerte lo que buscas.

Entre las opciones de financiación disponibles hoy hablaremos sobre los mini créditos y las líneas de crédito, qué básicamente se diferencian en los plazos.

¿Cuándo solicitar un mini crédito?

Un mini crédito se caracteriza por ser una vía de financiación rápida con la que puedes conseguir una cantidad de dinero más o menos moderada.

Para que te hagas una idea normalmente las financieras ofrecen mini créditos de hasta 300€ para nuevos clientes, aunque una vez que se devuelve en caso de que necesites solicitar otro la cantidad aumentará.

Los mini créditos, como decíamos, son muy interesantes porque nos ayudan a conseguir liquidez de inmediato, algo muy útil cuando nos surge algún gasto imprevisto.

Este tipo de mini créditos están pensados para ocasiones puntuales, y por eso los plazos para su devolución son más breves. Normalmente  los mini créditos tienen un plazo de devolución máximo de 30 días, aunque en algunas ocasiones se puede extender hasta por un mes más.

Los mini créditos presentan unos tipos de interés elevados, de ahí que los plazos para su devolución sean más limitados.

Para que te hagas una idea sí solicitas un mini crédito de 300 euros, que suele ser el máximo para el primer préstamo, a un tipo de interés medio que suele ser del 1,1% y a devolver en un plazo de un mes, el coste total del préstamo sería así.

Sí tu solicitas un mini crédito de 300 euros y al interés medio del que hablábamos, que te da unos intereses de 100,25 euros, una vez venza el préstamo tendrás que pagar 400,25 euros.

Para un momento puntual no está mal, aunque si necesitas alargar el plazo de devolución los costes de interés por demora, que suelen ser del 1% diario, pueden acabar perjudicándote.

Si ya has solicitado un mini crédito y te dan la posibilidad de solicitar hasta 1.000€ tendrás que contar con unos 334,17 euros de intereses, por lo que tendrás que pagar en total 1334,17€.

Imagínate que, por la razón que sea, no vas a poder devolverlo en su plazo y tienes que ampliarlo. Como decíamos, los intereses por demora son del 1% diario y eso puede subir y mucho el coste total del préstamo para cuando puedas devolverlo.

Por esta razón, para cantidades superiores que requieran de más tiempo para su devolución, y teniendo en cuenta que podríamos necesitar prolongarlo, los mini créditos no se aconsejan.

Para cubrir las necesidades de este tipo de financiación lo más recomendable es optar por una línea de crédito, de lo que hablaremos a continuación.

¿Cuándo solicitar una línea de crédito?

Como decíamos, cuando vas a solicitar algún producto de este tipo es importante que tengas en cuenta los plazos para su devolución.

Como vimos en el apartado anterior los mini créditos son recomendables para obtener liquidez inmediata a devolver en un plazo más breve.

En cambio, si lo que necesitamos son importes más elevados y sobre todo sabemos que vamos a necesitar más tiempo para devolverlo, entonces las líneas de crédito son la mejor opción.

En cualquier caso, las líneas de crédito siguen siendo una opción más barata, en comparación con los mini créditos, así que es una alternativa igualmente válida para préstamos a corto plazo.

Cómo ventaja de las líneas de crédito destacaremos que su tipo de interés es bastante más reducido, aunque también habrá que sumarle la comisión por disposición. Aun así una línea de crédito de 300 euros, con un tipo de interés del 0,27% y una comisión por disposición de 37,5 euros, por ponerte un ejemplo, te saldría por un coste total de 362,50 euros.

Mientras qué, como vimos en el apartado de mini créditos, los mismos 300 euros se convierten en 400,25 euros al momento de tener que devolver el préstamo.

No hay duda de que contratar una línea de crédito puede ayudarnos a mejor nuestra situación, y sobre todo gracias sus bajos intereses podremos ahorrar más que si solicitamos un mini crédito.

Las líneas de crédito nos permiten tener más flexibilidad a la hora de devolver el dinero, desde un mes hasta 26 meses normalmente, y los intereses diarios son más bajos, así que es la solución ideal sí necesitas financiación, sobre todo a largo plazo.

En cuanto a los mini créditos, para obtener liquidez en momentos puntuales, también tenemos que destacar que cada vez hay más financieras que ofrecen su primer préstamo al 0% de interés, por lo que en este caso no tendremos que preocuparnos por pagar de más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here